Antónimos

Antónimos graduales
No presentan una oposición absoluta, sino gradual. Por ejemplo, los adjetivos rico y pobre son antónimos graduables porque un sujeto A puede ser más rico o más pobre que otro sujeto B.
blanco/gris/ negro
frío/templado/caliente

Antónimos complementarios
Los dos términos son mutuamente excluyentes, como los adjetivos casado y soltero, ya que no existe graduación posible. Un sujeto A no puede estar más casado que uno B, ni uno B más soltero que uno A. O está casado o está soltero.
legal/ilegal
verdadero/falso

Antónimos recíprocos
Los dos términos opuestos se necesitan mutuamente para definirse. Un ejemplo de este tipo de antonimia es comprar y vender. Para comprar algo, alguien lo tiene que vender.
dar/recibir
enseñar/aprender

Portal de lingüística hispánica

APUNTES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: