La coma para delimitar los conectores en un enunciado

Los conectores discursivos son enlaces, generalmente adverbios y locuciones adverbiales, que ponen en relación la secuencia sobre la que inciden con el contexto precedente. Frente a las conjunciones, los conectores no suelen formar un grupo sintáctico con el segmento que los sigue. Precisamente esta independencia sintáctica favorece la libertad posicional de la que muchos de ellos gozan, y determina que, por lo general, se aíslen mediante signos de puntuación del resto del enunciado. En la cadena hablada, los conectores discursivos se caracterizan asimismo por su independencia fónica, de manera que suelen formar grupo entonativo propio.

Los conectores ofrecen información sobre cómo debe ser interpretado el segmento sobre el que inciden en relación con el contexto precedente. Esa información es muy variada y los conectores pueden agruparse en distintas clases según el significado que aportan; así, los hay aditivos o particularizadores, porque introducen añadidos o precisiones (además, asimismo, de hecho, encima, en el fondo, es más, igualmente, por otro lado, por si fuera poco…); adversativos o contrargumentativos (ahora bien, al contrario, en cambio, no obstante, por el contrario, sin embargo…); concesivos (aun así, con todo, de todos modos, en cualquier caso…); consecutivos e ilativos (así pues, en consecuencia, entonces, por consiguiente, por (lo) tanto…); explicativos (a saber, es decir, esto es, o sea…); reformuladores (con otras palabras, dicho de otro modo…); ejemplificativos (así, así por ejemplo, por ejemplo, verbigracia…); rectificativos (más bien, mejor dicho…); recapitulativos (a fin de cuentas, al fin y al cabo, en conclusión, en definitiva, en fin, en resumen, en suma…); de ordenación (a continuación, antes de nada, en primer/segundolugar, finalmente, para terminar, por una/otra parte, por último..); de apoyo argumentativo (así las cosas, dicho esto, en vista de ello, pues bien…); o de digresión (a propósito, a todo esto, dicho sea de paso, por cierto…).

Advertencia

La secuencia así por ejemplo admite un doble análisis y, en consecuencia, los contextos en los que aparece pueden puntuarse de dos maneras distintas, ambas igualmente correctas. Puede entenderse que aparecen dos conectores ejemplificativos yuxtapuestos —así y por ejemplo—, caso en el que se escribe coma entre ellos: En las antiguas culturas, por el contrario, prevalecía una concepción cíclica o en espiral del devenir histórico. Así, por ejemplo, abundan las cosmogonías que aluden a la existencia de humanidades anteriores a la actual (Velasco Regina (Méx. 1987]). Pero también cabe entender toda la secuencia como un único conector, con lo que no aparecerá coma entre sus constituyentes: O bien la riqueza es gasto, o bien es acumulación. Así por ejemplo, mi tío Enrique, rodeado por sus volúmenes de bolsillo encuadernados, es un hombre temido por su acumulación, pero no puede decirse que sea rico (Azúa Diario (Esp. 1987]).

La escritura de coma para delimitar los conectores de un enunciado se rige por las siguientes normas generales:

  1. Cuando aparecen al comienzo de la secuencia sobre la que inciden (subrayada en los ejemplos), los conectores van seguidos de coma y precedidos de cualquiera de los signos delimitadores principales, aunque el uso de los dos puntos presenta ciertas limitaciones en este contexto:
  • Volvió decepcionado, ES DECIR, no le fue bien.
  • No puede negarse a ayudarnos; A FIN DE CUENTAS, es la primera vez que le pedimos un favor.
  • No estaba preparado para el ritmo de vida de la capital. ASÍ PUES, regresó a su pueblo.
  • Se ha llevado todas sus cosas de la casa. O SEA, no piensa volver.

El signo de puntuación antepuesto al conector discursivo se elige en función de factores contextuales y subjetivos. Entre los primeros cabe mencionar la longitud de los miembros del enunciado —cuanto más extensos sean, mayor será la necesidad de escribir punto y coma o punto— y la presencia de otros signos. Los factores subjetivos tienen que ver con la intención de presentar la información más o menos ligada por parte de quien escribe.

Tras algunos conectores de valor aditivo puede usarse el signo de dos puntos en lugar de coma: Me voy ahora mismo de aquí; Es más: no pienso volver nunca.

  1. Cuando aparecen en medio de la secuencia sobre la que inciden, se escriben entre comas:
  • Mi nombre es Anthea. Nadie, sin embargo, me llama así.
  • Ella adora el teatro; su marido, EN CAMBIO, no puede soportarlo.
  • Se graduó en junio de este año. Fue la única vez, DICHO SEA DE PASO, que su padre demostró admiración hacia él.
  1. Se escriben asimismo entre comas los conectores precedidos de un nexo subordinante (como si, cuando, aunque) o de una conjunción coordinante (como y o pero).
  • Sufría una lesión, pero, CON TODO Y CON ESO, llegó el primero (no Sufría una lesión, pero con todo y con eso, llegó el primero).
  • Si, EN EL FONDO, le da igual el asunto, ¿por qué se muestra tan combativo? (no Si en el fondo, le da igual…).
  • Y, SIN EMBARGO, te quiero (no Y sin embargo, te quiero).

Siempre que no se produzcan ambigüedades en la interpretación de los enunciados, es también posible en estos casos suprimir las dos comas que enmarcan el conector, pues con ello se da mayor fluidez al escrito, evitando la excesiva fragmentación del discurso. Son, por tanto, correctas las siguientes variantes de los ejemplos anteriores:

  • Sufría una lesión, pero CON TODO Y CON ESO llegó el primero.
  • Si EN EL FONDO le da igual el asunto, ¿por qué se muestra tan combativo?
  • Y SIN EMBARGO te quiero.

Del mismo modo, es también correcta la puntuación del ejemplo siguiente, sin comas que aíslen los conectores: Y ENTONCES Anthea supo que por nada dejaría su cohorte, pero A SU VEZ supo que no podría ser un conjunto palatino-estático; como lo son igualmente las variantes en las que los conectores aparecen aislados: Y, entonces, Anthea supo que por nada dejaría su cohorte, (o también punto y coma) pero, a su vez, supo que no podría ser un conjunto palatino-estático.

La práctica de prescindir de las comas en los conectores es más habitual cuando ante el conector hay un nexo a su vez precedido de coma u otro signo delimitador principal. Así se ha visto en alguno de los ejemplos anteriores, y se puede apreciar en el siguiente, donde la conjunción adversativa pero va precedida, como es obligado, de coma y seguida del conector sin embargo, que aparece aquí sin comas que lo aíslen: Anthea lo echó de menos aún más que en septiembre, pero sin embargo no se sintió tan sola como entonces. Esta misma secuencia pudo puntuarse con comas aislando el conector: … aún más que en septiembre, pero, sin embargo, no se sintió tan sola… Lo que no cabe hacer en ningún caso es prescindir de la primera coma del conector, escribiendo solo la segunda: … aún más que en septiembre, pero sin embargo, no se sintió tan sola…

  1. Algunos conectores pueden ocupar también la posición final de la secuencia sobre la que inciden, caso en el que deben ir precedidos de coma:
  • Seguiremos una dieta sana; hoy vamos a comer tres piezas de fruta, POR EJEMPLO.
  • Su mujer estaba preocupada por el porvenir de su hijo. A él no parecía importarle, EN CAMBIO.

Evidentemente, tras el conector se escribirá el signo delimitador que corresponda:

  • Era un matrimonio feliz. No faltaba quien decía lo contrario, SIN EMBARGO.
  • Tiene una bonita casa. Necesita algunos arreglos, SIN EMBARGO: una mano de pintura, arreglar alguna tubería, etc.

Fuente: Ortografía de la lengua española, 2010

LA COMA SIGNOS ORTOGRÁFICOS

AntheaAdara View All →

Siempre aprendiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: