Coma y construcciones condicionales y concesivas

Las oraciones condicionales expresan la condición que debe cumplirse para que se realice lo enunciado en la oración principal, mientras que las concesivas manifiestan un impedimento a pesar del cual se realiza lo enunciado en la oración principal. Ambos tipos de oraciones se caracterizan por formar parte de estructuras bimembres, en las que la oración subordinada se denomina prótasis, y la principal, apódosis.

Las prótasis condicionales y concesivas aparecen habitualmente en posición inicial y, en ese caso, lo normal es separarlas mediante coma del resto del enunciado. Esta regla se aplica a muy diversas secuencias que en español tienen sentido condicional o concesivo, sean o no oracionales:

  1. Prótasis introducidas por conjunciones condicionales (si, como) o concesivas (aunque, así): Si vas a llegar tarde, no dejes de avisarme; Como vuelva a salir un ocho, nos hacemos ricos; Aunque no quieras, te llevaré al hospital; Así me arrepienta toda la vida, no pienso hacer esa llamada. Si la subordinada es muy breve, puede prescindirse de la coma: Si lo sé no vengo.

Advertencia

Destacan por su brevedad y su frecuencia de uso las prótasis condicionales compuestas solo por la conjunción si y el adverbio no: Si me invitan a cenar, voy; si no, me quedo en casa; Si cree que puedo ser útil, la acompaño y, si no, no. Pese a su escasa longitud, es preferible aislar por comas estas secuencias, lo que resulta clarificador, cuando no imprescindible, para segmentar adecuadamente el enunciado (obsérvese, por ejemplo, la diferencia entre si no, me quedo en casa y si no me quedo en casa…). Si no se plantean dudas o problemas de segmentación, las comas son opcionales, aunque siempre es preferible ponerlas: Pero lo ha hecho. ¿Cómo, si no, correrían tantas voces sobre el suceso? (VLlosa Elogio [Perú 1988]); Sin duda el público ha sido vergonzosamente embaucado! ¿Cómo si no pueden haber vendido tantos ejemplares? (Signes Darwin (Esp. 1980]). No deben confundirse estas condicionales con las construcciones en las que aparece la conjunción adversativa sino: ¿Quién sino tú…?


  1. Prótasis introducidas por locuciones de valor condicional (en caso de (que), siempre y cuando) o concesivo (a pesar de (que), a sabiendas de (que), pese a (que), si bien): En caso de que acepten, haremos un buen negocio; Siempre y cuando se respete el medioambiente, el turismo es positivo para las poblaciones rurales; A sabiendas de que lo pasaría mal, se presentó en su casa para hablar con ella; Pese a que no ha ido nunca a Italia, habla un italiano perfecto. También se recomienda escribir coma tras las secuencias que introducen estas locuciones cuando se trata de grupos sintácticos, no oracionales: En caso de duda, consulte a su farmacéutico; A pesar de sus escasos estudios, es una mujer muy sabia.
  2. Prótasis introducidas por la preposición de seguida de infinitivo (de valor condicional) o encabezadas por las preposiciones para, por o con (de sentido concesivo): De haberlo sabido, habría llegado antes; De venir, lo hará a partir de las nueve; Para tener nueve años, está muy alto; Por muy inteligente que parezca, a veces se equivoca; Con todo el dinero que tiene, nunca será feliz.
  3. Prótasis constituidas por expresiones lexicalizadas de valor condicional, como yo que tú/vos/usted, yo en tu lugar/su lugar, etc.: Yo que vos, me lo pensaría bien antes de hacer una cosa así; Yo en su lugar, lo seguiría intentando.
  4. Prótasis constituidas por construcciones duplicadas de valor concesivo: Llame quien llame, no abran; Se ponga lo que se ponga, siempre está elegante.

También se escriben entre comas las prótasis condicionales y concesivas que aparecen en posición medial: Puedes, si te apetece, venir con nosotros; Luis, aunque me moleste reconocerlo, es una persona muy inteligente.

En posición final, la escritura de coma varía según los casos. La tendencia general es no escribir coma cuando la prótasis pospuesta expresa realmente una condición o un impedimento: Iré si me necesitas (que me necesites es la condición que debe cumplirse para que vaya); Lo echarán del trabajo como siga llegando tarde (que siga llegando tarde es la condición que debe cumpire para que lo echen del trabajo); Te llevaré al hospital aunque no quieras (el hecho de que no quieras es el impedimento a pesar del cual te llevaré al hospital). No obstante, la información de la subordinada puede presentarse como un comentario periférico, es decir, como información incidental o accesoria, y, en ese caso, va precedida de coma, como todos los incisos: Iremos los tres juntos, siempre y cuando Nicolás no haya decidido ir por su cuenta; Te llevaré al hospital, aunque no quieras. Cuando las prótasis condicionales o concesivas no expresan realmente los contenidos a los que se ha hecho referencia, y constituyen subordinadas de la enunciación más que del enunciado, se separan habitualmente por coma también en posición final: El tren llegará a las diez, si he entendido bien (aquí, que yo haya entendido bien no es la condición que debe cumpllirse para que el tren llegue a la diez); Salió a caminar, aunque te parezca mentira (el hecho de que te parezca mentira no es el impedimento a pesar del cual alguien salió a caminar; compárese con Salió a caminar aunque no tenía muletas).

Fuente: Ortografía de la lengua española, 2010

LA COMA SIGNOS ORTOGRÁFICOS

3 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: