Coma y complementos que afectan a toda la oración

Como en los complementos locativos y temporales, se escribe coma detrás de muchos adverbios y de grupos y locuciones adverbiales y preposicionales que afectan o modifican a toda la oración, y no solo a uno de sus elementos. Son expresiones de muy diverso tipo: pueden indicar frecuencia (generalmente, por lo común, ocasionalmente, etc.); expresar la actitud con la que el hablante se manifiesta o  la que le pide al oyente (sinceramente, francamente, con franqueza, con la mano en el corazón, brevemente, honradamente, etc.); introducir una valoración respecto del contenido del enunciado (afortunadamente, lamentablemente, por suerte, curiosamente, naturalmente, paradójicamente, etc.); manifestar evidencia (efectivamente, evidentemente, incuestionablemente, con toda seguridad, en efecto, etc.); indicar el ámbito o el punto de vista (técnicamente, musicalmente, desde el punto de vista económico, etc.); etcétera.

  • Generalmente, los alojamientos rurales se sitúan en enclaves privilegiados.
  • Muy a menudo, un perro que  mueve el rabo está contento.
  • Francamente, no creo que vuelva por aquí (o Con franqueza, no creo que…).
  • Entraron a robar en su casa. Por suerte, había llevado todo el dinero al banco el día anterior.
  • Evidentemente, no podía seguir llevando esa vida.
  • Técnicamente, los resultados de la prueba no fueron satisfactorios (o Desde el punto de vista técnico, los resultados…).
AdvertenciaCuando estas expresiones no constituyen complementos oracionales —es decir, cuando no se refieren a toda la oración, sino que modifican a uno de sus miembros—, no exigen la escritura de coma: Un perro que mueve el rabo muy a menudo está contento; Se han adoptado soluciones técnicamente perfectas; Lo ha conseguido por suerte, no por merecimiento; Nunca habla francamente.

También afectan a toda la oración, y deben ir delimitadas por coma, las estructuras encabezadas por expresiones de valor introductorio del tipo de en cuanto a, respecto de, con respecto a, en relación con, con referencia a, etc., que restringen lo dicho en el enunciado a ciertas coordenadas temáticas:

  • Con respecto a los papeles que firmaron, nadie volvió a saber nada de ellos.
  • En cuanto a ti, no quiero volver a verte.
  • En lo que se refiere a la calidad de vida, lo ideal es vivir en el campo.

A diferencia de los complementos circunstanciales, si estos adverbios y expresiones que afectan a todo el enunciado aparecen en posición medial o final, también se aíslan por comas:

  • Los alojamientos rurales, generalmente, se sitúan en enclaves privilegiados.
  • Había llevado, por suerte, todo el dinero al banco el día anterior.
  • No creo que vuelva por aquí, francamente.
  • No podía seguir llevando esa vida, evidentemente.
  • Las personas más determinantes en su vida, musicalmente hablando, fueron sus profesores de Budapest.
  • Lo ideal, en lo que se refiere a calidad de vida, es vivir en el campo.

Fuente: Ortografía de la lengua española, 2010

LA COMA SIGNOS ORTOGRÁFICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: