Coma y complemento circunstancial

3.4.2.2.2.3

Notas orientativas para el uso de la coma con complementos circunstanciales antepuestos al verbo:

  1. Se recomienda escribir coma cuando el complemento es extenso: En aquellos calurosos días de principios del verano pasado, la convivencia era idílica. En cambio, cuando es breve, es preferible no ponerla: En casa no puedo estudiar; Dentro de pocos días tendrá noticias nuestras.
  1. Se recomienda escribir coma cuando el complemento introduce referencias —generalmente de lugar o de tiempo— que, más que proporcionar información sobre la acción denotada por el verbo, enmarcan todo el enunciado: En México, hace ya tiempo que en la prensa especializada se trata este asunto. En mayo de 1968, París se convirtió en el escenario de una revuelta estudiantil histórica.
  1. Se recomienda escribir coma para aislar el complemento circunstancial cuando se inserta en un enunciado complejo: El doctor que me atendió ayer me ha recomendado que, hasta ese día, descanse todo lo que pueda.
  1. Se suele escribir coma para aislar una información circunstancial a la que se quiere dar relevancia en el discurso (por ejemplo, para oponerla a otra): Por las mañanas, estudia en la facultad y, por las tardes, se dedica a trabajar en lo que se encuentra.
AdvertenciaEs un error considerar que se debe escribir coma sistemáticamente detrás de los complementos circunstanciales que preceden al verbo. Esta creencia errónea, bastante generalizada, justifica la presencia de la coma por considerarla marca de que se ha producido un cambio en el orden regular de las partes de un enunciado. Conviene precisar, sin embargo, que no existe un orden natural fijo de los constituyentes de la oración que dependa de las funciones sintácticas, sino que la ordenación de los constituyentes tiene más bien que ver con la estructura informativa más lógica, que responde al patrón «información conocida + información nueva». Así, ante la pregunta ¿Cómo habéis venido?, la respuesta natural —dejando de lado la que omite el verbo— será Hemos venido en el coche de Marina (se subraya la información nueva). En cambio, ante la pregunta ¿Quiénes han venido en el coche de Marina?, el orden natural de la respuesta será En el coche de Marina hemos venido mi madre y yo, sin que sea necesario el uso de la coma tras el complemento circunstancial. En este último ejemplo, el hecho de que el complemento se anteponga al verbo no supone ninguna alteración del orden natural de los constituyentes del enunciado.

También pueden aislarse entre comas los complementos circunstanciales que se intercalan entre el verbo y uno de los complementos por él exigidos (directo, indirecto, de régimen, etc.): Carlos Jiménez fue expulsado, aquel mes de diciembre, de la asociación.
Los complementos circunstanciales que aparecen en posición final raramente van precedidos de coma: La convivencia era idílica en aquellos calurosos días de principios del verano pasado; París se convirtió en el escenario de una revuelta estudiantil histórica en mayo de 1968; El doctor me ha recomendado que descanse todo lo que pueda hasta ese día. Tan solo lo hacen cuando su contenido se presenta como información incidental: Murió en acto de servicio, justo dos años después.

Fuente: Ortografía de la lengua española, 2010

LA COMA SIGNOS ORTOGRÁFICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: