La coma. Conectores discursivos

Como señala la Ortografía, la independencia sintáctica de los conectores favorece la libertad posicional de la que muchos de ellos gozan, y determina que, por lo general, se aíslen mediante signos de puntuación del resto del enunciado:

  • Nadie, en definitiva, acudió a la fiesta.

No obstante, a veces también es posible escribirlos sin comas, sobre todo cuando aparecen en posición medial —y siempre y cuando no se produzcan ambigüedades en la interpretación del texto—, lo que da mayor fluidez al escrito:

  • Y sin embargo te quiero.

En todo caso, si aparecen dos conectores seguidos, la puntuación deberá reflejar la correcta delimitación de las unidades:

  • Luego, también, tenemos… (con los conectores convenientemente aislados).
  • Luego también tenemos… (opción que refleja una puntuación más suelta).
  • Y luego también tenemos… (opción más suelta).
  • Y luego, también, tenemos… (aislando en el enunciado el conector también).
  • Y, luego, también, tenemos… (aislando ambos conectores, opción correcta, aunque con un estilo más trabado).

Incorrecto: Luego también, tenemos…, pues ello daría a entender, erróneamente, que luego también es un único conector.
Incorrecto: Y luego también, tenemos…
Incorrecto: Y, luego también, tenemos…

LA COMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: