La puntuación de las oraciones yuxtapuestas (coma o punto y coma)

Dos o más oraciones pueden yuxtaponerse, esto es, vincularse sin que entre ellas aparezca ninguna partícula intermedia que las relacione. La coma, el punto y coma o los dos puntos cumplen, en estos casos, esa función de enlace.
Se usan la coma o el punto y coma cuando las oraciones que forman el enunciado dan lugar a un conjunto cuyos elementos se suman —como en las oraciones vinculadas mediante conjunciones copulativas—. En este caso, lo normal es relacionar más de dos oraciones y es frecuente que todas ellas tengan el mismo sujeto.
Suele preferirse la escritura de coma cuando las oraciones son breves y sintácticamente sencillas.
Llegué, vi, vencí.
Tomamos un café, fuimos al cine, dimos un paseo…
Pelean, discuten, maldicen.
Julio Carrión miró el reloj, frunció el ceño, cogió una tarjeta, se la tendió.
En estos mismos ejemplos no es censurable el uso del punto y coma, aunque sí se trata de una opción menos frecuente. Al elegir el punto y coma, el que escribe evidencia una mayor disociación entre las unidades lingüísticas que la que manifiesta la coma y, por tanto, realza más cada una de ellas.
Cuídate del frío; no me comas muchos dulces; acuérdate de llamar de vez en cuando.
Por otra parte, es preferible usar punto y coma para vincular oraciones extensas o complejas desde el punto de vista sintáctico, o cuando las oraciones que han de vincularse ya incluyen comas.
Los fotógrafos estarán esperándolas a la entrada; procurarán cogerlas desprevenidas; acecharán un gesto de cansancio, una postura heterodoxa, la avidez con que contemplen a un invitado próximo.
Sin que exista relación copulativa, se usa el punto y coma para vincular dos oraciones sintácticamente independientes entre las que existe una estrecha relación semántica. La escritura de punto y coma indica que las dos oraciones forman parte del mismo enunciado y que, por tanto, ambas se complementan desde el punto de vista informativo.
En cuanto recibieron el aviso, salieron a buscarlo; aún estaba vivo cuando lo encontraron.
Lo ha hecho por el bien de su familia; no puede reprochársele nada.
Puede irse a casa; ya no hay nada más que hacer.
Si el vínculo semántico se estima débil, se prefiere usar el punto y seguido, que independiza completamente las oraciones; si se juzga más sólido, es conveniente optar por el punto y coma.

Fuente: Curso de puntuación (Real Academia Española)

APUNTES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: